Sweeth Tooth

Lorem Ipsum proin gravida nibh vel velit auctor aliquetenean sollicitudin, lorem qui bibendum auctor, nisi elit consequat gravi.
1-677-124-44227 info@your business.com 184 Main Collins Street West V. 8007

FOLLOW US ON INSTAGRAM

Lorem Ipsum proin gravida nibh vel velit auctor aliquetenean sollicitudin, lorem qui
Home  /  General   /  ¡El jamón en verano!
El equipo de El Charro os queremos presentar dos recetas fáciles con jamón como ingrediente principal, originales y diferentes, que estamos seguros que os van a encantar.

¡El jamón en verano!

Estamos casi seguros de que la mayor parte de los consumidores jamoneros piensan que el verano es la peor época para consumir jamón, de cualquier tipo. Es cierto que el calor hace mella en el producto, pero como todo; si lo cuidas, crecerá…o en este caso, conservará ese sabor exquisito.

Bien, queridos compañeros, ¡estamos muy equivocados! Está demostrado que consumir jamón en verano mejora su sabor y textura, puesto que lo comemos a la temperatura ideal. Estamos hablando de un producto que se consume durante todo el año, es fácil, rico y elegante. Está en nuestra mesa en menos de dos minutos de preparación y además es una joya de la gastronomía española que con gusto se puede disfrutar con amigos, en aperitivos, comidas o cenas de vacaciones de verano.

¿Qué tienes que hacer para cuidar tu jamón en verano?
Si el jamón que tienes en casa es una pieza que has de ir cortando a medida que vas consumiendo entonces debes buscar un lugar fresco y seco donde conservar tu pieza a la temperatura de 22ºC o 23ºC. Lo más importante es que permanezca lo más alejado posible de las fuentes de calor y el sol.
Además de esto, conservar las lonchas de tocino blanco del propio jamón para después taparlo ayudan a la conservación de este producto estrella. La grasa mantiene hidratada la zona de corte, la loncha al sudar con el calor desprende grasilla que es la que mantiene hidratada la pieza.
Otro truco sería aplicar una fina capa de aceite de girasol, el aceite neutro, para mantener e hidratar la zona del corte. Jamás usaremos aceite de oliva pues este aceite actuará y cambiará el sabor de nuestro jamón.
También es aconsejable tapar la pieza con papel de aluminio, para evitar el contacto directo con el aire y que esto provoque que se seque más rápidamente. Nunca se debería de tapar con un trapo de algodón pues absorberá todo el aceite del propio jamón y, como consecuencia, se secará con más rapidez.
En verano, lo más óptimo es que consumamos la pieza en un tiempo de 2-3 semanas. Si lo cortamos a diario, serán pocos los efectos del calor que notaremos sobre la pieza. ¡Pero, cuidado! Esto no significa que debamos cortar nuestro jamón si no lo vamos a consumir. Cortarlo para no consumirlo hará que pierda el aroma y textura.
En resumidas cuentas, el jamón es un producto estrella sea la época del año que sea. Nos encanta con panecillos, con melón o con un vinito. Sea como sea no podemos dejar de consumir jamón solo por encontrarnos en ciertas épocas del año. Además, el aroma que desprende la grasilla con el calor hará que sea irresistible su sabor.

Post a Comment